La infraestructura marítima que viene para México.

El éxito en la administración de petrolíferos en México requiere ampliar la red de terminales de almacenamiento marítimas. La iniciativa privada ya inició la construcción de algunas en los puertos de Tuxpan, Veracruz, así como en el de Dos Bocas, Tabasco, con el fin de incrementar la capacidad de resguardo del combustible.

“Aunque el mercado de petrolíferos se ha liberado, los proveedores de combustibles siguen dependiendo de la infraestructura de Pemex. El reto está en construir terminales más productivas que estén abiertas a todos aquellos que quieran importar combustibles”, señala Luis Manuel Ocejo Rodríguez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram).

Con una inversión de 800 millones de dólares (mdd), en este momento TransCanada Corporation, Sierra Oil & Gas y Grupo TMM construyen una terminal marítima en Tuxpan, Veracruz, sitio estratégico para la importación de hidrocarburos debido a su cercanía con Estados Unidos, por lo que buscan que esta obra sea más productiva que las que ya existen, al tener cuatro posiciones de atraque, lo cual brinda al proyecto ventajas significativas en términos de flexibilidad, velocidad y eficiencia.

Además, se estima que dicha terminal quede lista a principios de 2019, y tendrá una capacidad de almacenamiento inicial de 5,000 barriles diarios (bd) para posteriormente alcanzar los 100,000 bd.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *